Paradoja

El le ofreció

todo

 

El otro entendió

solidaridad

 

Aquel

         el primero

sintió el alivio

que sienten los reconfortados

 

El otro

sintió la obligación

que deben sentir

aquellos

que son obsequiados.

 

Transcurrido el tiempo

que todo destino

precalifica

ocurrió

lo que todo destino

obliga.